Una historia de amor y lealtad

Felix y Felicia son dos peludos que rescatamos de una finca, luego de que nos  alertaron que se encontraban abandonados y que tenían varias heridas en su cuerpo provocadas por un ser humano que los atacó con un cuchillo. Cuando llegamos al lugar donde estaban, no podíamos ingresar por ser una propiedad privada. Sin embargo, minutos después nos dieron la autorización.

Recorrimos 2km de terreno en mal estado, desde la entrada de la finca hasta la curva en donde los encontramos. Con mucha cautela intentamos acercarnos para evitar que salieran corriendo, ya que ese es el comportamiento más común.

juntos1

Para nuestra suerte y la de los zaguates, ambos se quedaron quietos. Felix con tal de no separarse de Felicia, no se movió a pesar de que se veía en mejores condiciones que ella. Felicia estaba más lastimada, tenía varias cuchilladas y una herida profunda en el ojo. Debido al estado de salud de ambos de inmediato nos fuimos para el veterinario.   

Cuando llegamos a la clínica logramos ver que cuando Felicia respiraba le salía aire por el ojo, se le veía un absceso de pus y se le hacían burbujas de aire. Según el veterinario la perra tenía fracturado un hueso y se le había hecho una infección en la cavidad de su ojo derecho. A pesar de todos los esfuerzos que se hicieron para que Felicia se recuperara, y tras someterla a una cirugía, la hermosa zaguate perdió su ojo.

felicia1

A los dos días de estar en el veterinario, Felix ya estaba recuperado y podían darle de alta, pero nos llamaron de la clínica para decirnos que a pesar de que se podía ir, él era tan unido a Felicia que preferían dejarlo en la veterinaria haciéndole compañía hasta que Felicia se recuperara.

Algunos días después, cuando a Felicia le dieron la salida de la veterinaria, nos dirigimos a su nuevo hogar, Territorio de Zaguates. Por suerte los dos se adaptaron rápidamente a la dinámica de la manada, particularmente Felix se hizo amigo de todos. Lo que nos seguía pareciendo curioso y muy tierno era que los dos zaguates seguían siendo inseparables, y siempre recorrían juntos cada rincón de Territorio.

felix1

Dichosamente, después de la larga travesía que han recorrido juntos ambos están en la finca recibiendo los cuidados que necesitan no solo en algunas de sus heridas, sino que al igual que todos los territorianos tienen su comida, un lugar para dormir y el cariño de las personas que los cuidan.

Hoy, los podés ver disfrutando en la finca y de sus aventuras con el resto de la manada. Juntos, siempre juntos, y cómo no, si nos enteramos que son inseparables porque el amor de una mamá y su hijo es eterno a pesar de todas las circunstancias.

Hoy, los podés ver disfrutando en la finca y de sus aventuras con el resto de la manada. Juntos, siempre juntos, y cómo no, si nos enteramos que son inseparables porque el amor de una mamá y su hijo es eterno a pesar de todas las circunstancias.

felixandfelicia
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt