Castración y esterilización: ¿Cómo preparar a nuestros peluditos antes de su operación?

Cuando introducimos un perrito o perrita a nuestra familia una de las primeras preguntas de aquellos que nos rodean es ¿está castrado/a?. La razón por la que esta duda, y otras como cuándo es la mejor edad para castrar o qué tipo de consecuencias tendrá sobre nuestro peludo, es de suma importancia para la calidad de vida de nuestros perritos. 

Hablando más “científicamente”, nos podemos referir al procedimiento de dos maneras: esterilización para hembras y castración en machos. 

Uno de los mayores beneficios de la esterilización es que se puede prevenir la sobrepoblación de cachorros que hay en nuestro país, tanto en hembras de casa como en aquellas que están en la calle. También prevenimos problemas de salud que pueden presentarse a una edad más avanzada como tumores e infecciones uterinas, muy comunes en perritas que no fueron operadas durante su juventud. 

Por otro lado, la castración en machos nos ayuda a prevenir problemas de conducta cuando nuestros perros son muy dominantes o agresivos, y nos evitan accidentes, porque así muchos perros no salen de sus casas a buscar las hembras que están en celo. Además se previenen tumores en testículos y enfermedades de la próstata. 

Visita a Territorio de Zaguates.

Algo muy importante a tomar en cuenta son los cuidados pre y post operación para nuestro peludito: 

  1. El primer cuidado pre quirúrgico importante es que nuestro perrito vaya a la cirugía en ayuno completo de por lo menos 12 horas. 
  2. Si llevamos a un paciente de la tercera edad, es importante hacerle una serie de exámenes que lleve al menos un hemograma general y bioquímicas para saber la condición renal y hepática de tu perrito. 
  3. Buscar un lugar donde podamos garantizar una buena administración y manejo de equipo, así como buenos estándares de esterilización para minimizar el riesgo de la cirugía. 
  4. Considerar el protocolo de anestesia que tenga el perrito, así como los medicamentos posteriores, como analgésicos y antibióticos para tratar las heridas. 
  5. Posterior a la operación nuestra mascota debe estar un poco más tranquila durante una semana, sin embargo no es necesario que esta tenga que estar en reposo total. 
  6. Si es necesario, tomar la recomendación de utilizar el collar isabelino o cono. 

 

Visita a Territorio de Zaguates.

Ahora, la castración y esterilización es un procedimiento tan común e importante para nuestras mascotas que muchas veces escuchamos datos erróneos de qué pasará si operamos a nuestros peluditos. 

¿Cuáles son los mitos y las realidades de la castración y esterilización? Los veterinarios Leonardo Solórzano y la Dra. Susana Hernández de Innovavet, nos comentaron algunos de estos: 

  1. No voy a castrar porque mi perro o perra nunca ha tenido una relación sexual: La sexualidad en animales funciona muy distinto a aquella en los seres humanos; los humanos tienen deseo sexual mientras que los perros lo hacen por estimulación hormonal e instinto. A mi perro no le afectará nada si no tiene una relación sexual en su vida. 
  2. Si castro a mi perro o perra se va a engordar: Cuando un perro se castra muchas veces baja su metabolismo, pero si como padres cuidamos de su ejercicio y alimentación, su peso se mantendrá igual a lo largo del tiempo. 
  3. Mi perro guardián dejará de cuidar si lo castro: el carácter de nuestro perro está más que establecido desde antes de que un perro es castrado, su comportamiento no depende únicamente de hormonas. 
  4. Si castro mi perro se volverá triste y sedentario: Nuestro perro puede volverse más tranquilo por edad o por alguna enfermedad, pero sus hormonas no tendrán que ver en su comportamiento y en cómo este se divierta.
  5. Mi perra no puede ser esterilizada hasta que tenga mínimo una cría: Al contrario, los veterinarios recomiendan la castración “pre-pubertad”, es decir, antes de su primer celo; de esta manera se pueden prevenir tumores mamarios y otras complicaciones que llegan con la tercera edad. 
  6. Mi perro debe al menos montar una vez en su vida: No hay ninguna consecuencia negativa de que nuestro perro no mantenga ninguna relación sexual. Es más, entre los 5 y 6 meses podemos castrar a nuestro perro y así prevenimos que empiecen a marcar territorio.
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt